Skip to main content
Indicaciones para el entrenamiento de la fuerza con i-motion EMS

En posts anteriores ya hemos hablado de cómo entrenar la fuerza con electroestimulación de i-motion, cómo mejorarla y aumentarla. Pero hoy queremos ir más allá y compartir contigo algunas indicaciones a tener en cuenta en su entrenamiento. Hoy nos toca hacer un repaso de los ejercicios y las posiciones básicas para el entrenamiento de la fuerza y la consecución de resultados a largo plazo.

¿Te sientes preparado para acompañarnos en este viaje? ¡VAMOS!

Las técnicas de electroestimulación tienen mucha historia. Son el fruto de décadas de investigación y desarrollo que han desembocado en el sector deportivo, fisioterapéutico y estético. La historia de la electroestimulación muscular se remonta a 1791, cuando Luigi Galvani empezó a experimentar con las corrientes eléctricas. Sus aportaciones han sido las impulsoras de numerosos estudios y resultados médicos que demuestran la eficacia de esta tecnología sobre el cuerpo humano. Tanto es así, que se considera uno de los métodos terapéuticos más reconocidos y la forma de entrenamiento más moderna y productiva en la actualidad.

Con estas pistas, ya puedes hacerte una idea de lo que ha supuesto i-motion en el Electrofitness. Acompáñanos en este post y descúbrelo por ti mismo.

Algunas indicaciones para el entrenamiento de la fuerza con EMS

¿Necesitas desarrollar la fuerza de tus deportistas y no sabes por dónde empezar? ¿Quieres modernizar tus herramientas para ayudarles a conseguirlo? Dependiendo del objetivo que persigas en el entrenamiento y de las condiciones individuales, la sesión debe ir adaptándose a medida que se avanza. Sin embargo, para que los resultados sean a largo plazo, el entrenamiento de la fuerza debe ser regular (entre 1 y 3 veces a la semana durante un periodo largo), sin olvidarse de hacer pausas entre las sesiones de 1 día como mínimo y 4 como máximo.

Tener en cuenta estas indicaciones es fundamental para la regeneración y el desarrollo muscular saludable. Mira la configuración del dispositivo que recomendamos para los programas Básico y Fuerza:

  • Ya presentes en más de 50 países
  • Las fibras rápidas requieren tiempos de impulso alrededor de los 300 microsegundos y frecuencias superiores a 50 Hz.
  • Existen otros tipos de fibras aparte de estas, como las intermedias. Si tenemos en cuenta que el cuádriceps en electroestimulación dinámica tarda un segundo en extender la rodilla, hay que sumar otros dos segundos para mantener la extensión. Sin embargo, en la EMS estática, la contracción oscilaría entre los 3 y 5 segundos dependiendo de la intensidad.

El entrenador o preparador físico debe dominar la técnica correcta de los movimientos antes de aumentar el ritmo y llegar la amplitud completa del movimiento (ROM). De esta forma, los ejercicios son un claro ejemplo para el entrenamiento efectivo de la carga para la fuerza con electroestimulación muscular de imotionv4.marketquimia.net. Estos ejercicios deben adaptarse de forma individual al estado de forma y a las características de cada usuario.

Seguridad ante todo. El usuario debe colocarse ante el dispositivo, de forma que el cable de conexión no estorbe ni cuelgue y provoque un tropiezo. Es recomendable llevar un calzado de suela no deslizante, y el cinturón de los electrodos debe ser de un tamaño adecuado.

Nunca se debe permitir una flexión pasiva de las articulaciones por impulsos eléctricos. El usuario debe estar capacitado para dominar y controlar los impulsos de forma activa. A veces, puede ser necesario el reajuste de la intensidad en el transcurso de un entrenamiento, debido al efecto de habituación.

Debemos ir intensificando lentamente: empezar los ejercicios estáticos, continuar en distintas posiciones en ángulo o secuencia de movimiento, ejecutarlos, etc. La intensidad de los electrodos irá ajustándose en función del tipo de ejercicio.

Nuestro sistema no tiene cables y dispone de Bluetooth y Wi-Fi. Además, permite el entrenamiento grupal y multigrupal, asegurando un entrenamiento exitoso de todos los participantes. Muchos negocios han sabido aprovechar al máximo las ventajas que aporta la electroestimulación para sus centros. La gente ya no se conforma con ir al gimnasio, sobre todo en las nuevas generaciones, que buscan la opción más rápida y segura para ponerse en forma.

¿Por qué i-motion te ayuda a seguir estas indicaciones?

La avanzada tecnología de i-motion EMS lo ha convertido en el equipo de electroestimulación más avanzado del mercado. Su tecnología inalámbrica Bluetooth clase 1 ha sido homologada a nivel internacional, cuenta con 100 metros de radio alcance y un sistema de seguridad de comunicación anti ruptura. De esta forma, garantiza no perder nunca el control del deportista o usuario y favorece la seguridad, la eficacia y la comodidad de su uso.

El software EMS Inteligente de i-motion hace que, con un solo ajuste inicial, el equipo pueda ajustar automáticamente los parámetros de intensidad en los distintos programas de cada protocolo de entrenamiento. Además, también hace posible la recuperación activa más rápida después de haber realizado un gran esfuerzo.

El diseño de todos los componentes de su equipo es ergonómico y funcional, lo que permite el trabajo simultáneo de los grupos musculares, someterlos a fuertes tensiones en periodos cortos de tiempo y obtener resultados en tiempos inferiores a un entrenamiento convencional.

Este equipo se adapta a la perfección y da libertad de movimiento para realizar entrenamientos grupales y multigrupales sin límite de participantes. Se trata de una característica única y exclusiva del equipo. Lo constituye una unidad central, tablet o pantalla, el chaleco donde se colocan los electrodos, Bio-Jacket, y módulos de comunicación inalámbricos (MCI) para entrenar sin cables.

Al final, todas estas características desembocan en una serie de ventajas, como:

  • Ya presentes en más de 50 países
  • Las fibras rápidas requieren tiempos de impulso alrededor de los 300 microsegundos y frecuencias superiores a 50 Hz.
  • Existen otros tipos de fibras aparte de estas, como las intermedias. Si tenemos en cuenta que el cuádriceps en electroestimulación dinámica tarda un segundo en extender la rodilla, hay que sumar otros dos segundos para mantener la extensión. Sin embargo, en la EMS estática, la contracción oscilaría entre los 3 y 5 segundos dependiendo de la intensidad.

Todo esto y mucho más con el equipo más avanzado de electroestimulación muscular. ¿Quieres probarlo por ti mismo? Contacta con nosotros, estaremos encantados de ayudarte a desarrollar el entrenamiento de la fuerza.

Solicita tu demo ahora

Dejar un comentario

Abrir chat
1
Hola, ¿Necesitas ayuda?
Hola!
Elige tu agente.