Skip to main content
¿Cuáles son los beneficios de i-Sculpt?

I-Sculpt es la nueva maravilla en el sector estético. Una tecnología innovadora basada en ondas electromagnéticas de alta frecuencia en la que ofrece muchas ventajas tanto para los usuarios como para los profesionales que ofrecen esta solución. Versatilidad, eficacia y rentabilidad, i-Sculpt cumple todos los requisitos que la convierten en la solución de electroestimulación imprescindible para los próximos años. Hoy explicamos el por que.

 

Más músculo y menos grasa

 

Es una promesa tentadora. Un único aparato para aumentar la masa muscular y reducir la masa grasa. Dos objetivos claramente compatibles, por no decir directamente vinculados. Según los estudios realizados con los primeros usuarios de i-Sculpt, esta tecnología aumentaría la masa muscular (sobre todo la abdominal) entre un 15 y un 19%. La pérdida de masa grasa se estima entre el 18 y el 22%.

 

Estos resultados ya son convincentes por sí solos. Combinadas, se convierten en algo realmente espectacular. Y más aún porque, al basarse en el mismo principio que la electroestimulación muscular mediante el envío de impulsos eléctricos a través de electrodos, i-Sculpt permite dirigirse a zonas muy precisas del cuerpo. Así, actúa directamente sobre los glúteos y los músculos abdominales (donde se concentra la mayor parte de la grasa) para recuperar rápidamente una figura armoniosa.

 

Bienestar, los cuidados y la rehabilitación

 

La versatilidad de i-Sculpt también se encuentra en los beneficios de esta innovadora solución. Además del interés estético, el aumento de la masa muscular será esencial para el metabolismo, la termogénesis, la protección de los órganos vitales o la generación de movimiento. La reducción de la grasa tiene un efecto positivo sobre la testosterona, reduce la presión arterial, el riesgo de artritis y el desarrollo de la diabetes. No invasivo, indoloro y calmante, i-Sculpt suele reducir el estrés y mejorar el bienestar del usuario durante varios días después de la sesión.

 

Las virtudes de este tratamiento también son ampliamente reconocidas cuando se trata de aliviar el dolor (incluido el dolor crónico), curar y rehabilitar. En cada etapa del protocolo de tratamiento, i-Sculpt ofrece programas adaptados para acelerar y optimizar el proceso. Movilización articular, reducción de la espasticidad, recuperación muscular, el abanico es amplio y una prueba más de la increíble versatilidad de esta solución.

 

Del gimnasio al salón de belleza, pasando por las prácticas de salud

 

La diversidad de usos que ofrece i-Sculpt hace que sea una solución adecuada para una amplia gama de espacios. Los directores de gimnasio ofrecerán i-Sculpt a sus socios para que puedan mejorar su rendimiento y ganar músculo. Salones de belleza y otros centros de estética para ayudar a sus clientes a quemar grasa y reafirmar su cuerpo Por último, los consultorios y otras clínicas eligen i-Sculpt para tratar y rehabilitar mejor a sus pacientes.

Por la diversidad de sus usos, sus ventajas y los lugares donde puede utilizarse, i-Sculpt es la solución polivalente definitiva.

 

Resultados rápidos y duraderos

 

No basta con una solución de “talla única”. También debe ser una solución eficaz. Ya hemos visto que i-Sculpt permite perder una media del 20% de la grasa corporal y aumentar la masa muscular entre un 15 y un 19%. Esto es bueno, pero ¿después de cuánto tiempo y a qué costo? Esta es precisamente la otra hazaña lograda por nuestros equipoos. Sin dolor y sin necesidad de ejercicios que consuman energía, estos espectaculares resultados empiezan a ser visibles desde la primera sesión, la cual dura media hora.

 

Para que estos resultados sean duraderos, se necesitan de cuatro a seis sesiones. A partir de entonces, simplemente se recomienda repetir una sesión cada seis meses para mantener los efectos obtenidos. La explicación de este pequeño milagro reside en el hecho de que i-Sculpt, no necesita combinarse con el ejercicio físico, ya que los impulsos emitidos penetran en los tejidos donde sus manípulos trabajan en la superficie.

 

 

Un rápido retorno de la inversión

 

Aumentar la facturación es bueno. Aumentar su rentabilidad es mejor. Tecnológicamente muy avanzado, i-Sculpt no es una solución de electroestimulación muscular como las decenas que ya existen en el mercado. La elección de i-Sculpt es claramente una opción de inversión para diferenciarse de la competencia y estar a la vanguardia de su sector.

 

Sin embargo, y esto es un hecho muy importante, la inversión en i-Sculpt se rentabiliza muy rápidamente. En primer lugar, porque el precio, especialmente para una innovación de esta magnitud, es asequible. Pero también, y, sobre todo, porque esta inversión irá acompañada de un fortísimo incremento de la rentabilidad al aumentar el volumen de clientes sin aumentar los costes.

Si quiere comprobarlo usted mismo, solicite una demostración sin compromiso aquí

Solicita información aquí

Dejar un comentario

Abrir chat
1
Hola, ¿Necesitas ayuda?
Hola!
Elige tu agente.