Skip to main content
Centros de estética: ¿por qué elegir la tecnología i-shape?

Cómo ya adelantamos hace unas semanas nuestro nuevo equipo i-shape ya esta disponible para el sector estético. A parte de hablar de sus múltiples ventajas y usos hoy vamos a mostraros mas razones por las cuales apostar por nuestro equipo i-shape y su tecnología basada en la electroestimulación.

La electroestimulación muscular EMS (por sus siglas en ingles) es un método que ya está muy extendido en los gimnasios y centros deportivos, así como en las consultas médicas. Esta es la mejor prueba de que funciona.

En los últimos años EMS se está imponiendo en los centros de estética. Esto tiene una respuesta y es que los clientes han comenzado a oír de ella y los responsables de los centros estéticos han apostado por ella.

Estamos hablando por lo tanto de un método moderno, eficaz y adaptado a los centros de estética.

Porque es un método moderno y eficaz, adaptado a los nuevos centros estéticos

La electroestimulación ha cambiado mucho en estos últimos años. Con el progreso y la evolución de la tecnología, se han simplificado y ampliado mucho sus usos, se han mejorado sus prestaciones y resultados, y se ha incrementado el volumen y la diversidad de sus usuarios. En resumen, hoy en día ya no se limita a los deportistas de elite o a algunos profesionales curiosos por los nuevos métodos, sino que se ha popularizado ampliamente en los gimnasios, centros de fitness, consultas de fisioterapia o incluso clínicas y hospitales.

Estos mismos avances la han convertido en una solución perfectamente adaptada para los institutos estética. Es un método proporciona muchos beneficios y que son muy buscados por los clientes de estos negocios.

Gracias a una acción dirigida a zonas específicas como los glúteos o el abdomen, la electroestimulación ayudará a eliminar la celulitis, aumentar masa muscular (en zonas como glúteos) y reducción de grasa localizada. Estos objetivos buscados por los clientes son algo muy importante para los centros de estética.

Resultados espectaculares que se obtienen en sesiones de 25 minutos, por lo que es la solución ideal para el perfil de clientes que acuden a estos centros.

Clientes satisfechos, una máxima de gran importancia.

i-shape es un método que garantiza una fuerte sensación de satisfacción y consecución de resultados. Los clientes satisfechos son a la vez clientes fieles, esto es una gran publicidad para un centro de estética. Esto es muy importante para generar un efecto de boca a boca y “share” en redes sociales.

Una base de buenos clientes conlleva lógicamente a un aumento de la facturación y el negocio. Otra de las ventajas de i-shape es que no ocupa mucho espacio con lo cual no requiere una inversión de espacio para su instalación además requiere sesiones cortas de solo 25 min.

Sin embargo, para un centro de estética, como en cualquier otro negocio, el aumento de las ventas no significa necesariamente un aumento de los beneficios si los costes se disparan. Con i-shape, no hay ningún riesgo en este sentido. En primer lugar, a pesar de ser especialmente potente desde el punto de vista tecnológico, i-shape se mantiene a un precio razonable que garantiza un retorno de la inversión muy rápido.

Otra ventaja es que el uso de i-shape es que, si está bien supervisado, se realiza con cierta autonomía para el cliente pudiendo alternar en sesiones de gimnasia tanto pasiva como activa.

¡Esto es solo la punta del iceberg! Os invitamos a solicitar mas información de nuestro producto y descubrir sus amplias ventajas.

Solicita información sin compromiso